martes, 13 de junio de 2017

HACIA UN NUEVO ORDEN CULTURAL UNIVERSAL

NO AQUEL “ORDEN” DEL QUE TANTO HABLAN
“Solo el mezquino, cree tener la verdad absoluta sobre sus acciones”

En una reciente investigación que hemos realizado en el medio cultural global, con respecto al aparecimiento de nuevas instituciones con nuevas corrientes de pensamiento y nuevas propuestas socioculturales, donde se motiva al reclutamiento, la unión, el apoyo o la inserción de nuevos miembros, en busca de mejoras fundamentales al sistema, procurando establecer bienes comunes con el propósito de mejorar los diferentes escenarios de la sociedad;  hemos encontrado las siguientes estadísticas:
Por una parte, existe la profunda apatía que las personas sienten ante diferentes convocatorias a clubes, asociaciones, redes, grupos, instituciones y demás organismos relacionados, porque dicen "no sirve de nada"; los que manejan dichos espacios, son los que se benefician de ello; por lo tanto encontramos también que los objetivos de ciertos grupos humanos no son para nada equitativos y qué  decir de los intereses políticos, búsqueda del poder y abuso de autoridad que existe. El entorno se vuelve ideal, para quienes acostumbran reinar con un poder que no les pertenece, mientras que quienes están alrededor no se identifican con nada ni con nadie.
Un grupo no menos importante son aquellos, que, influenciados directamente por el “sistema”, simplemente  lo ven todo mal, y se encargan de difundir el individualismo y no hacen nada por mejorar sus respectivos entornos. Solo causan malestar y viven constantemente criticando dicho "sistema" y augurando lo peor. Ciegos en su propio universo, ni viven ni dejan vivir, peor aún, se mesclan en la sociedad, apartando y profesando lo contrario a lo que sienten.
Existe también el grupo de los "nuevos protagonistas", aquellos que llegan con sueños, liderazgo, deseo de hacer la diferencia; mas pronto se encuentran con un "orden establecido" tan fuerte, que a veces claudican pronto o se transforman en rebeldes por la causa, luchan como sea y algo consiguen, con el tiempo se acostumbran, pierden el horizonte, a veces son comprados por beneficios más poderosos o simplemente son olvidados o terminan siendo parte de lo mismo. Mas en cualquier caso, no dejan de sentirse diferentes a los demás.
Y existe por supuesto el inmenso grupo de seres humanos que están dispuestos a lograr lo imposible; quienes ponen no solo sus ideales si no también sus bienes, su cultura y hasta la vida misma. No le temen a nada y procuran generar propuestas viables,  poniendo todo el empeño necesario, arriesgándolo todo y viviendo con intensidad ese sueño.
Una característica fundamental de este último grupo, es el conocimiento de causa, es decir, estar bien informado, saber cuándo proponer, cuándo sumar esfuerzo, cuando liderar y cuándo decir NO. Estar seguros de que el dinero no lo es todo. Pero no solamente desde una posición económica definida; es cómodo proponer cualquier filosofía, si quien la propone, tiene todos los recursos necesarios de donde sea que estos provengan. Dentro de este último grupo estamos quienes hacemos MISIONARTE ORGANIZACIÓN UNIVERSAL PARA LA VIDA Y EL DESARROLLO SOCIOCULTURAL en todo el mundo.
Personalmente considero que no hay que luchar contra el sistema, ni buscar derrocar a quienes hoy ostentan el "poder", no debemos buscar confrontaciones de ningún tipo, si no provocar un camino  diferente, aprovechar los recursos existentes   y simplemente "crear". ¿No es este acaso el don común que tenemos los seres humanos? para que gastamos energía en vanas guerras y promocionamos la rebeldía, la desobediencia. La desunión. Tenemos siempre la opción de lo diferente, pero si alguien que no me agrada tiene una idea genial,  ¿por qué no apoyarla?... Solo el mezquino, cree tener la verdad absoluta sobre sus acciones.
A partir de mi anterior publicación: “GRAN REVOLUCIÓN CULTURAL DEL MUNDO” ; ya hablando específicamente sobre el medio artístico, muchos pensamos que los artistas “nacimos para ser instrumentos”; pero ¿acaso los médicos, los profesores, los carpinteros, los albañiles, los futbolistas no lo son?, todos los seres humanos, tenemos dones y propósitos claros en la vida, unos pocos viven en continua búsqueda, algunos están totalmente perdidos, pocos tenemos los pies bien puestos sobre la tierra.
Si tú, ya has encontrado tu camino, ¿por qué no compartirlo, y permitir que otros conozcan la luz de tu sendero? probablemente tú y los tuyos pueden ser parte de algo más grande aún.
Volviendo a nuestra investigación, encontramos que un gran porcentaje de personas quieren algo mejor, luchan, trabajan y aportan para que vivamos todos en un escenario diferente.
Solo hace falta la corriente adecuada, un liderazgo firme, un pensamiento común, objetivos claros, deseos de construir y una misión y visión universales.
MISIONARTE es la corriente y el pensamiento, tenemos las cualidades y las herramientas necesarias para establecer un nuevo orden universal en el ámbito cultural del mundo, diferente a ese “orden” que es ampliamente difundido en todas las esferas sociales. Partiendo de concebir un nuevo sistema de trabajo, basado en la equidad productiva, el valor de los derechos creativos, el talento humano y el beneficio social integral,  fundamentado en la conquista global del conocimiento a favor de la verdad y la vida. Nosotros no buscamos ni reclutamos “gente ideal”, para nuestros propósitos; son las personas, las que encuentran en nosotros el camino a seguir.
Es por eso que preguntamos: ¿Qué es lo que puedes ofrecer al mundo? Nuestra filosofía básica no está basada en el interés material, si no en el intercambio diáfano de los valores humanos. La construcción de las sociedades realmente debe basarse en esto, la riqueza física, es la consecuencia de esta acción, solo que este sistema, usa primordialmente el factor económico para mediar las relaciones de los seres humanos; así terminamos todos siendo esclavos “sin cadenas” del factor “dinero” o lo que es lo mismo: “el orden establecido”. Para nosotros el talento humano es la verdadera riqueza global, es necesario aprender a administrar bien nuestras herramientas y lo que estas son capaces de generar.
Nos quejamos del sistema, pero vivimos en él, producimos, servimos, apoyamos, estamos de cierta manera cómodos, pagamos nuestras deudas, compramos nuestros bienes, viajamos por el mundo, o simplemente guardamos nuestros beneficios. Como dije antes, somos voluntarios siervos de lo que tanto criticamos y si miras tu espacio de vida en tu paso por el mundo, poco tiempo dura esta realidad ilusoria.
ACLARANDO DUDAS.Leyendo esto, seguramente tendrás preguntas, aquí me permito responderte rápidamente algunas fundamentales e importantes:
¿Quieres saber más de nosotros? Investíganos, somos transparentes.
¿Quieres saber que buscamos? Dejar huella, sembrar, edificar, crecer, trascender.
¿Quieres saber dónde estamos? Aquí y en todo el mundo.
¿Quieres unirte a nosotros? Búscanos, encuéntranos, solicita y hazlo.
¿Quieres trabajar con nosotros?... ¿Qué es lo que puedes ofrecer al mundo?
¿Quieres ganar con nosotros? Invierte, aporta, suma, sirve.
¿No tienes dinero? Que importa,  hablamos principalmente de tu riqueza humana. Tu talento.
¿De qué vivimos? No solo de sueños, el trabajo digno y la suma de talentos genera todo lo demás.
¿Te identificas con nuestro ideal? Apóyanos, quizás sin saberlo ya eres parte de él.
 ¿No compartes nuestro ideal? Respétalo y no intentes boicotearnos, perderás tu tiempo.
¿No estás de acuerdo? Si no nos haces un bien, no nos causes un daño.
¿Tienes proyectos similares? Sigue tu camino, avanza, conquista, hazlo.
¿Coincidimos en ideas? ¡Genial! Hagamos cosas grandes sumando esfuerzo.
¿Quieres nuestro apoyo? La puerta está abierta siempre.
¿Eres económicamente una institución más grande? Tú sabes de donde proviene tu capital.
¿Tienes poder político? No olvides quien depositó su confianza en ti.
¿Perteneces a un grupo definido? Bienvenido, aquí no excluimos a nadie.
Si investigaste bien, MISIONARTE es ya una entidad universal, estamos en todas las redes sociales e inclusive tenemos nuestra propia RED GLOBAL ; por tanto desde un simple “click”, un “like”, un “tweet”, una donación, una felicitación, una invitación, una solicitud de amistad, una opinión, un deseo de compartir, querer pertenecer, lo que sea, hasta tu propia voluntad y tu decidida participación, todo sirve para llevar a cabo esta empresa; debes saber que tu intervención, cualquiera sea la intención; es bien registrada en nuestras bases de datos y estadísticas. Pues el mundo también conocerá quiénes y cuántos son los protagonistas de este gran proceso; nuestra completa reciprocidad por tus acciones; pronto sabrás específicamente más de nosotros, puesto que tenemos metas fijas, nuestros proyectos están ya funcionando, con paso seguro, recuerda que hemos golpeado tu puerta, en algunos casos, tuviste nuestra invitación personal. Aún nos interesa tu contingente, no te quedes fuera, seguimos creciendo.











No hay comentarios:

Publicar un comentario